Masaje terapéutico

¿Qué es el masaje?

El masaje es una de las prácticas terapéuticas más antiguas que existen. Deriva de la práctica instintiva de frotarse la zona afectada después de un golpe o cuando sentimos un dolor. Obviamente, el masaje tiene una intencionalidad más concreta y se ha ido desarrollando técnicamente a lo largo del tiempo y en diversas culturas, integrándose en las teorías filosófico-médicas de su contexto.

El masaje es una terapia, cuyas herramientas principales son las manos del terapeuta. Éste, mediante diversas maniobras (fricción, amasamiento, percusión, presión, …) aplicadas sobre la piel con la intensidad y el ritmo adecuados a cada caso, produce sobre el paciente los efectos terapéuticos deseados, ya sean locales o reflejos.

¿Qué efectos tiene el masaje?

Los efectos del masaje, como hemos dicho, dependen de la intensidad y el ritmo con el que se apliquen las diferentes maniobras. Así, un masaje rápido y superficial resultará tonificante y, al contrario, un masaje lento y profundo tiende a producir relajación.

En general, la acción mecánica del masaje sobre los tejidos tratados se traduce en:

  • activación de la circulación, enrojecimiento y calentamiento de la zona (en maniobras enérgicas y/o profundas),
  • activación del retorno venoso y linfático, favoreciendo la eliminación de toxinas,
  • ablanda, desengancha y mejora la elasticidad de los tejidos blandos, lo que permite tratar, por ejemplo, contracturas musculares,
  • liberación de sustancias que favorecen la relajación, el alivio del dolor, y la disminución de la tensión arterial.

¿Qué indicaciones tiene el masaje?

  • Tratamiento y prevención del estrés y la tensión nerviosa.
  • Insomnio.
  • Cansancio y fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Tratamiento y prevención de la tensión muscular (contracturas musculares).
  • Dolor de espalda.
  • Dolor en las extremidades.

El masaje terapéutico que practico no es exactamente ninguna de las diversas técnicas que he estudiado en los cursos que he realizado, porque incorpora algo de cada una de ellas y las mezcla todas. El objetivo es, en definitiva, dar el mejor tratamiento con las herramientas de que dispongo.